La pintora que persigue la luz

1 Jun
Pilar Lasierra con sus cuadros

Ha pintado un abanico para la Reina de España y también un mantón de Manila para la Duquesa de Alba, Pilar Lasierra, «Mi meta es la luz, que es lo que me falta». Su piso en la avenida de Carlos Haya parece hecho enteramente de caballetes, pinceles y una cascada de colores que inundan lienzos de todos los tamaños y también botellas, que pinta a mano. «Mi mundo es este, mi hija vive conmigo y es mis pies y mis manos, aunque yo hago mis trucos, como salir a comprar por el mismo sitio», confiesa.

En 2001, cuando trabajaba de telefonista en el 061, le detectaron en los ojos una retinosis pigmentaria y maculopatía. «Yo siempre he tenido miopía y me defendía, pero me dijeron que esa enfermedad degeneraba en ceguera y no pude seguir trabajando», cuenta.

Tras un año de búsqueda, compró un lienzo en blanco y encontró en la pintura una razón más para seguir luchando. Lleva pintando desde 2003. En la actualidad, ha perdido la visión en el ojo derecho y conserva un 10% de visión en el izquierdo pero la pasión por pintar ha ido a más y no deja de motivarle.

«He tomado el lienzo como medio de expresión en una búsqueda incesante de crear y plasmar la luz que necesito», explica. A Pilar Lareina le gusta mucho la frase del artista Francis Bacon, quien dijo que «el misterio no está en el cuadro sino en cómo se ha pintado». Pilar descubrió que «no podía ni pintar realismo ni pintar una catedral porque no me alcanza la vista». Por eso su forma de pintar, casi tocando el lienzo, «y manchándome de pintura», ha conformado su estilo. «Pinto muy de cerca, hago manchas y después, al alejarme veo paisajes, es una pintura totalmente intuitiva», describe.

En cuanto a los materiales, descartado el óleo porque la trementina le molesta a los ojos, eligió el acrílico.

Aunque le gusta más pintar abstracto «porque es más creación» también tiene muchos cuadros impresionistas, exuberantes paisajes y jardines, lo que ha hecho que algunos la comparen con Monet, quien también tuvo problemas de visión. Aunque ella también se compara un poco con Lola Flores: «De ella se decía que ni cantaba ni bailaba, pero era única. Y yo, ni pinto ni dibujo pero mis obras transmiten».

La artista pinta, por cierto, siempre dos cuadros a la vez. «No me puedo detener en uno solo, voy un poco acelerada por que sé que me voy a quedar ciega y quiero aprovechar, como Van Gogh, que pintó 500 cuadros».
Si quieres leer la noticia completa pincha en el siguiente enlace:La pintora que persigue la luz

Fuente: laopiniondemalaga.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: